Sobre las prácticas abusivas de cobranzas

No están permitidas las prácticas abusivas de cobranza. Entendiendo como tal las siguientes:

  • Hacerse pasar por un agente del orden público ni por funcionario local, estatal o federal alguno. Tampoco puede actuar como si estuviera aplicando un aviso judicial.
  • Amenazar o usar violencia o lenguaje obsceno, vulgar o abusivo.
  • Contactar a un deudor entre las 9 p.m. y las 8 a.m. en la zona horaria del deudor.
  • Contactar al deudor en su lugar de trabajo.
  • Amenazar con decirle al empleador o a cualquier otra persona sobre la deuda que el consumidor tiene antes de obtener un juicio legal.
  • Enviar al deudor material por correo postal que contenga en el exterior información destinada a avergonzar al deudor.
  • Divulgar o amenazar con revelar a alguien información perjudicial sobre el deudor sin una necesidad comercial legítima para ello.
  • Publicar o amenazar con publicar información sobre una deuda como medio para obtener el pago.
  • Además, un cobrador no podrá ponerse en contacto con usted una vez que usted le haya avisado que está representado por un abogado con respecto a la deuda (a menos que el abogado no pueda ser contactado o, con la aprobación de usted, le otorgue al cobrador tal permiso).